La primera edición de Sun&Tech ha contado con catorce referentes del sector tecnológico. / SALVADOR SALAS

Sun&Tech apuesta por un modelo propio para el desarrollo de la Málaga tecnológica

La primera edición del foro organizado por SUR pone el acento en el reto de la atracción de inversión y talento para liderar la transformación digital

Decía el eslogan de un anuncio de una marca de neumáticos que la potencia sin control no sirve de nada. La campaña está a punto de cumplir tres décadas, pero la frase hizo tanta fortuna que de alguna manera ha ingresado en el imaginario colectivo para ilustrar la necesidad de que la tracción lleve una dirección adecuada. Y justo esa palabra, «tracción», ha sonado con frecuencia durante la primera edición de Sun&Tech, el foro organizado por SUR este jueves para tomar el pulso a la Málaga tecnológica y analizar las posibilidades de presente y de futuro de la provincia para liderar la transformación digital.

Porque si hay un sector que esté tomando «tracción» en la provincia, ese es el tecnológico, y a lo largo de una jornada intensa y fecunda, algunos mensajes han quedado claros, de la mano de catorce referentes en la esfera digital: la ambición de que Málaga tenga «un modelo propio» en su desarrollo tecnológico; el cuidado necesario para atraer y retener inversión y talento; el esfuerzo sostenido que requiere el emprendimiento y la perentoria necesidad de un sistema educativo que dé respuesta a las nuevas necesidades del mercado laboral.

Todas esas reflexiones ya desfilaban en la ponencia del CEO de Virustotal, Bernardo Quintero, que abría el encuentro organizado con la colaboración del Ayuntamiento de Málaga, la Diputación Provincial, Promálaga, la Universidad de Málaga, Telefónica, Caja Rural de Granada, Hidralia, Standby y Medac. «Yo no quiero que Málaga se convierta en Silicon Valley ni tampoco que sea la nueva Barcelona. (…) Málaga es Málaga. Yo creo que tenemos que buscar nuestro propio modelo», lanzaba el Security Engineer Manager en Google, pieza clave en el desembarco del gigante tecnológico en Málaga a través de un centro de excelencia en ciberseguridad.

Un mensaje muy similar llegaba de la mano de los representantes de ‘startups’ malagueñas de éxito internacional como Freepik o Uptodown, Joaquín Cuenca y Luis Hernández. «Ahora ya se ve como una industria paralela al turismo, aunque todavía falta inversión y se puede hacer mejor, tenemos la primera generación que tuvo éxito y toca reinvertir beneficios, atraer inversión extranjera y extender el efecto al resto de Andalucía», abogaba Cuenca, CEO de Freepik. «La ciudad tiene que mantener el foco, que es calidad y no cantidad, con proyectos a largo plazo porque los inversores invierten en sitios donde suceden las cosas. Hay que priorizar y apostar por el talento local y la formación, y colaborar con la Universidad para generar motivación», apostillaba Hernández.

Una estrategia sostenible

Ambos participaban en una mesa redonda sobre las potencialidades de Málaga como destino tecnológico. En ella, la directiva de Accenture y también experta en ciberseguridad, Mar López, recordaba cómo el emergente escenario actual es fruto de una estrategia emprendida hace varias décadas y con ese bagaje, ha apostado por una estrategia «sostenible en el tiempo». Porque, como apuntaba Rosario Muñoz, de Amazon: «Es el momento de visibilizar a Málaga de cara a los inversores extranjeros, el talento ya está, que hay mucho; tenemos un tejido tecnológico maduro y hay que visibilizarlo».

Una visión de futuro y negocio desplegada por el cofundador de Consentio y BlaBlaCar España, Vincent Rosso, durante su ponencia inicial y el diálogo posterior con el director de SUR, Manuel Castillo, que ha presentado y moderado la primera edición de Sun&Tech. Rosso ponía el acento en la necesidad de medir y digitalizar los procesos para llegar a resultados óptimos. Una fórmula en la que Javier Rodríguez Zapatero, presidente ejecutivo y cofundador de ISDI, añadía de manera decidida la educación.

«No es una época de cambios, estamos en un cambio de época», brindaba, casi a modo de lema, Rodríguez Zapatero. Un cambio de mentalidad, de paradigma, llevado a la práctica por emprendedores como Félix Ruiz, co-CEO de Playtomic, que reivindicaba la necesidad de conocer muy bien el mercado en el que se quiere instalar una empresa para tener mayor garantía de buenos resultados.

Emprendedores y visión de futuro

Un éxito como el que acompaña a Yaiza Canosa desde sus primeros pasos en el mundo de la innovación y la empresa. Sin haber cumplido 30 años, esta emprendedora gallega «enamorada» de Málaga compartía su experiencia al frente de Goi, la empresa logística desarrollada a partir de una potente apuesta tecnológica que está a punto de duplicar su facturación en un año hasta llegar a los 20 millones de euros al cierre de este ejercicio.

Crecimiento y planificación también desde Jobandtalent, cuyo cofundador, Juan Urdiales, compartía su experiencia al frente de una compañía nacida como ‘startup’ en 2009 y que ya factura 950 millones de euros trabajando para multinacionales como Telefónica, Huawei o JustEat.

Grandes corporaciones y empresas emergentes; innovación, talento y visión de futuro; emprendedores capaces de inspirar a las generaciones venideras, reunidos en la primera edición de Sun&Tech, que promete una nueva entrega el próximo año desde la máxima lanzada por Bernardo Quintero: «Juntos somos más fuertes». Juntos, también, para labrar un camino propio, con «tracción» y control.

Publicaciones Similares